Moratoria Contra Desalojo: ¿Qué significan estas leyes para inquilinos y prestatarios?

Desde que se implementaron las órdenes de quedarse en casa el mes pasado, los gobiernos federales, estatales y locales, así como algunos tribunales, han promulgado leyes y regulaciones temporales para proteger a los inquilinos residenciales y comerciales contra desalojo por falta de pago de renta debido a la reducción o pérdida de ingreso a razón del virus COVID-19. Pero, ¿qué significa esto para inquilinos y prestatarios? Al leer este blog, tenga en cuenta: (1) estas leyes no alivian la obligación del inquilino de pagar el alquiler o renta, sino que solo suspenden el derecho del propietario a proceder con el desalojo; y (2) debido al impacto de la pandemia, algunas de estas leyes a veces se actualizan. Como resultado, antes de confiar en cualquier ley, primero confirme que está buscando la última versión.

El gobierno federal, el 27 de marzo de 2020, implementó la Ley de Ayuda, Alivio y Valores Económicos de Coronavirus (CARES) y con ella una moratoria contra el desalojo de ciertas clases de propiedades residenciales que tienen un préstamo hipotecario respaldado por el gobierno federal. Esta ley prohíbe a los propietarios presentar nuevas acciones de desalojo por falta de pago de la renta y cobrar tarifas (es decir, tarifas por pagos atrasadas) por falta de pago de renta desde la promulgación de la ley hasta el 27 de julio del 2020. Una vez que finalice la moratoria, los propietarios deben otorgar un aviso de 30 días antes de comenzar un procedimientos de desalojo. Para los prestatarios hipotecarios, la ley ofrece hasta 60 días de indulgencia con hasta cuatro extensiones de 30 días disponibles, y los prestamistas no pueden comenzar procedimiento de acciones judiciales de ejecución hipotecaria antes del 18 de mayo del 2020.

A nivel estatal, los gobernadores han promulgado moratoria contra el desalojo por orden ejecutiva. El 27 de marzo del 2020, en California el Gobernador Newson emitió una orden ejecutiva para establecer una moratoria estatal contra los desalojos hasta el 31 de mayo del 2020. Esta ley prohíbe a los propietarios desalojar a los inquilinos por falta de pago de renta, prohíbe la ejecución de desalojos por parte de la policía o tribunales, y otorga a los gobiernos locales amplia discreción para promulgar leyes contra los desalojos residenciales y comerciales.

Localmente, various gobiernos también han promulgado resoluciones de moratoria contra el desalojo, como la resolución del 31 de marzo del 2020 del Consejo de la Ciudad de Riverside que establece una moratoria de 60 días contra los desalojos debido a la falta de pago de renta residencial y comercial hasta el 31 de mayo de 2020.

Por último, el 6 de abril del 2020, el Consejo Judicial de California promulgó once (11) Reglas de Emergencia, dos de las cuales protegen a inquilinos y prestatarios residenciales y comerciales al prohibir que los tribunales procesen casos de desalojo y juicios hipotecarios judiciales: La Regla No. 1 prohíbe a los tribunales estatales (1) emitir una citación sobre una queja o demanda de desalojo, (2) ingresar un fallo por defecto o por incumplimiento para restitución de propiedad en acciones de desalojo (debido a la falta de comparecencia del inquilino), y, (3) de programar un juicio antes de 60 días despues de la presentación de una solicitud para juicio y después de que un acusado compareció en el caso. La Regla No. 2 suspende todas las acciones judiciales de ejecución hipotecaria, ya sean residenciales o comerciales, y prohíbe que los tribunales tomen alguna acción en estos casos, a menos que, nuevamente, el tribunal considere necesario promover la salud y la seguridad públicas. La Regla No. 2 también toca la ley de limitaciones aplicable en las acciónes judiciales de ejecución hipotecaria y extiende todos los plazos para elegir o ejercer derechos, como el derecho de redención, según el Código de Procedimiento Civil de California §§725a, et seq.

Author: Marie E. Wood

Bio: https://rhlaw.com/attorneys/marie-e-wood/

Disclaimer
The information in this blog post (“post”) is provided for general informational purposes only, and may not reflect the current law in your jurisdiction. No information contained in this post should be construed as legal advice from Reid & Hellyer, APC or the individual author, nor is it intended to be a substitute for legal counsel on any subject matter. No reader of this post should act or refrain from acting on the basis of any information included in, or accessible through, this Post without seeking the appropriate legal or other professional advice on the particular facts and circumstances at issue from a lawyer licensed in the recipient’s state, country or other appropriate licensing jurisdiction.